venus.jpg

¡No es un pájaro! ¡No es un avión!

Por estos días calurosos y despejados que se disfrutan en Bogotá, ocurre un fenómeno al caer la tarde: una luz muy brillante, a manera de reflector sobre nosotros, se alza en el horizonte a la puesta del Sol.

Se trata del planeta Venus, la “estrella vespertina”, que sigue su ruta más alta en la línea del ocaso del astro rey en el mes de febrero, por lo que los capitalinos pueden, a simple vista, disfrutar de esta “danza” estelar entre el Sol, la Luna, Marte y su “compa” que debe el nombre a la diosa Afrodita, su equivalente en la mitología griega.

 

Cuando muchos preparaban teorías conspirativas con respecto a OVNIS (objetos voladores no identificados), fenómenos apocalípticos y carteles de “el fin está cerca”, Germán Puerta, renombrado astrónomo y director científico del Planetario de Bogotá, explicó que Venus “tiene un porcentaje de reflexión de la radiación tan alto”, que lo convierte en el tercer objeto más brillante del firmamento, después del Sol y la Luna.

Por esta razón es posible observarlo a simple vista entre las 5:30 p.m. y 8:00 p.m., situación que cambiará en un par de semanas cuando se podrá ver en la madrugada. Por eso, aproveche el buen clima y el resplandor del planeta que hace homenaje al amor, la belleza y fertilidad por su nombre. (Foto: www.wradio.com.co)