moda

 

La moda y su desarrollo;“Una marca es un ser vivo. Va creciendo y va cambiando, entonces uno tiene que ir mutando con ella”.

El diseño independiente es un nicho muy importante en el mercado a desarrollar, pero sin embargo hoy muchas de las marcas que venden sus productos no le agregan diseño, comercializan productos que se repiten en todos los locales y dejan de lado la idea de ofrecer una prenda que es única.

En su mayoría, los diseñadores independientes son estudiantes que al terminar su carrera deciden ser independientes con sus marcas y no trabajarle a ninguna otra que no refleje conceptos, ideas o historias propias.

Tomamos la opinión de algunos diseñadores independientes más representativos en el país, para responder ¿Cómo sobrevive el diseño de moda independiente?

“Hay que ver cómo se puede disminuir la producción. Todo el mundo tiene ropa en exceso y ya hay mucha que no se necesita y se puede reutilizar”, dice Mariana, una de las tres diseñadoras de Little Ramonas.  

“Antes de dar el gran paso es mejor probar con negocios aparte, a ver si uno definitivamente quiere una vida de emprendedor —que no es fácil por la poca estabilidad, sobre todo empezando—”

 

Al comienzo tiene que hacerlo todo uno y ya después empezar a delegar tareas y hacer un equipo de trabajo para el branding, la producción y el marketing”, asegura la diseñadora homónima de la marca Manuela Álvarez.

“Los universitarios y recién graduados ya escogen más que antes. Hay un público más educado y se están empezando a buscar más cosas limitadas, locales y de alta calidad”, aseguran las creadoras de Little Ramonas.

La parte ética de las propuestas es igual de importante que la parte fashionista”, dice Nicolás Rivero, y agrega que “el reconocimiento no es lo valioso, sino entrar al mercado y proponer cosas interesantes

“Una marca es un ser vivo. Va creciendo y va cambiando, entonces uno tiene que ir mutando con ella. Al comienzo vi algunos cambios como problemas y luego entendí que todo hace parte de la evolución de un negocio”, afirma Manuela Álvarez.

En Bogotá contamos con un gran mercado independiente que han no es tan visible para todo el público, pero que trae ideas de diseños únicos, no solo encontramos el diseño independiente en las prendas de vestir, sino también para la decoración de espacios, gastronomía, fotografía y arte.