pasarelamoschinoportada

Moschino le dio vida al reciclaje entre cajas de cartón y papel de revista en Milán Fashion Week

Las creencias de la marca Moschino son bastante originales, lanzar bolsas con forma de empaques de cigarros o papas a la francesa, no cualquiera lo hace. Por eso es que se ha vuelto bastante popular y codiciada.

Este año, la marca presento su nueva colección durante el Milan Fashion Week, sorprendiendo a todo el público. Bajo el nombre de Cardboard Couture (costura en cartón), su diseñador, Jeremy Scott, se manifestó totalmente a favor del reciclaje. Es evidente que Moschino está consciente del daño que nuestro planeta está sufriendo debido a tantos desperdicios, y decidió dar a conocer su preocupación mediante la moda para que todas sus usuarias lo comprendan también y lo difundan. 

 

Jeremy Scott nació en Kansas City, 1974. Asistió al Pratt Institute en Brooklyn, New York para estudiar diseño de Modas. Empezó su carrera a finales de 1990 en Paris Fashion Week.

Al inicio del desfile, Scott presentó piezas hechas de cartón y otros materiales reciclables, como bolsas de plástico y hasta cortinas de baño. Muñecas recortables, barbies, comida rápida, Super Mario Bross y un sinfín de impensables elementos ya han subido a la pasarela de la mano de Moschino. Jeremy Scott, su director creativo, aumenta cada año las expectativas ya que sus colecciones suelen ser una gran sorpresa para todo el planeta. 

 

En esta ocasión, sobre la Milán Fashion Week, la firma italiana se ha inspirado en el reciclaje para la realización de sus prendas otoño/invierno 2017/2018. Un show decorado con cajas de cartón unidas mediante cinta adhesiva por el que han desfilado trajes tan inimaginables como papel de burbujas o trozos de revistas.