polvora 6

Foto cortesía Radio Super

En los primeros diez días de diciembre se registraron 63 casos de niños y adolescentes quemados por pólvora en el país

 

Aunque en lo que lleva el mes de diciembre, se han reportado 63 casos de menores quemados por polvora, esta cifra ha reducido 35,7 por ciento en comparación al año pasado, en el cual se registraron 98 casos en el mismo periodo del año pasado.

El  Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), aseguraron que no hay que bajar la guardia en la lucha contra el uso de pólvora en los menores de edad. Es por eso que la entidad sanciona a los padres de los menores afectados por medio de los equipos de la Defensoría de Familia, quienes ya han impuesto 19 amonestaciones en los primeros ocho días de diciembre.

Por otro lado, según el Instituto Nacional de Salud (INS), en Bogotá, entre el pasado fin de semana, se presentaron 13 casos de quemados por pólvora, en comparación al año anterior, que fueron 16 lesionados. Entre las victimas hay cuatro niños y el resto son mayores de edad; con esta cifra, Bogotá se convierte en la cuarta región del país que presenta más quemados. La lista la encabeza Antioquia con 17 lesionados, luego Cauca con 16, Valle del Cauca con 14.

 

Se espera que con el plan de emergencia activado por el Distrito con la prohibición de la comercialización,  y la campaña “Piense bien dónde pasará la Navidad”, con la que se busca concientizar a los padres del uso de la pólvora en menores de edad, la cifra de quemados de este año, no supere los 59 casos de lesionados que se dio en el año 2016, e igualmente evitar lo que sucedió entre el año 2015 y 2016, que en vez de disminuir la cifra, esta aumento.

El esfuerzo de las autoridades por controlar la quema de pólvora en el país ha sido ardua, sin embargo, las cifras en la última década no han sido constantes. El año con la cifra más baja fue 2010 con 753, y los años con más casos de lesionados fueron 2011, con 1.006 casos, y 2014, con 959.

La directora del ICBF, Karen Abudinen Abuchaibe, manifestó su llamado a los padres de familia y cuidadores a cargo de los menores de edad, para que estos sean cuidadosos y mantengan alejados de la pólvora a los menores de edad, afirmó “No podemos dejar solos a nuestros niños, no podemos pasar por alto las normas de seguridad y cuidado, ya que la negligencia es una forma de maltrato que puede afectar la integridad y la vida de nuestra niñez”. Por otro lado, recordó que a través de la línea 141, se puede denunciar aquellos actos que vulneren los derechos de los niños y adolescentes.