aguas bta 660x276

Foto cortesía El Diario Bogotano

A principios de este año presentaron una tutela

En diciembre del año pasado se dio conocer que la empresa Aguas de Bogotá, que se encontraba prestando el servicio de aseo en Bogotá desde el año 2013, no tendría licitación por parte de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) que adjudicará cinco Áreas de Servicio Exclusivo (ASE), debido a que, en su propuesta para participar, debían presentar unas pólizas de cumplimiento y seriedad de la oferta, que le negaron las aseguradoras.

Esto llevo, no solo a que la empresa quedara por fuera de la convocatoria de la Uaesp, sino que también la llevó a realizar corte de personal, dejando así a 3.700 personas desempleadas, que en su mayoría hacen parte de poblaciones vulneradas. A causa de esto, los empleados, a través del sindicato SintrAguas, decidieron presentar una tutela para solicitar que se les garantizará el derecho al trabajo y así ser contratados por las nuevas empresas que recogerán las basuras en Bogotá. Esta tutela fue aceptada por el Juzgado Segundo Penal de Control de Garantías de Bogotá.  

 

La tutela presentada pide al Distrito que se tenga en cuenta, por una parte, que la empresa Aguas de Bogotá, en 2013 firmó un acuerdo de formalización laboral con el Acueducto de Bogotá y el Ministerio de Trabajo, donde estos les garantizaban el trabajo a sus empleados. Por otro lado, los trabajadores adscritos a la empresa hacen parte de comunidades en condición de vulnerabilidad, pues según el acuerdo anterior, el 10% de ellos son desplazados, el 4% reinsertados, el 8% son afrodescendientes, el 16% son mujeres cabeza de familia, el 30% pertenece a los estrados más bajos, 40% solo hizo básica primaria y el 25% o alcanzó ningún título o grado.

El Alcalde Enrique Peñalosa, se pronunció el pasado mes de diciembre, luego de la protesta de los empleados de Aguas de Bogotá, afirmando que hará lo posible para que los nuevos operadores que prestarán el servicio de aseo, loa vinculen formalmente, además aseguro que “yo personalmente voy a enviarles una carta explicando la situación, pidiendo que abran sus puertas a los trabajadores de Aguas de Bogotá”. 

Fuente: El Espectador