policia 1

Personaje real, aunque disfrazado nos rodea, con una vida poco común y en constante peligro, aun así, cuida de ti de mí, y de todos.

Maestro del disfraz como el camaleón y sigiloso y letal como el tigre es el personaje de esta historia, oculto entre nosotros descubre los actos criminales de los delincuentes día a día.

Sentado en el sofá de su casa con un café en la mano, por fin llega el día de descanso, el periódico sobre la mesa y la mente elevada recordando con viveza hechos sobre su carrera como policía judicial de la DIJIN.

Me encontraba en la unidad de análisis en Bogotá, buscando información sobre un operativo encubierto de varios meses sobre una banda delincuencial por tráfico de drogas. Se generó la orden por parte de la fiscalía y el juez y en cuestión de horas tuve que disfrazarme de indigente, con ropaje desgastado manos y cuerpo sucios, lleno de los olores putrefactos de la ciudad, sentado en un andén de la calle del Bronx dos hombres altos, bien vestidos y armados se me acercan y pretenden venderme drogas, sin darse cuenta que estaban siendo grabados por uno de mis compañeros desde lo alto de una casa. Mi labor era simple, tan solo recibir la droga. Cayeron en la trampa y fue así como el infierno del Bronx se desato “los sayayines” líderes del Bronx manejaban un contenido de droga muy grande, se dio la captura de tan solo dos de los integrantes de la banda y el resto escapo, pero fue el inicio para el fin del Bronx.

 

  • - Este personaje expone su vida día a día por desmantelar a todos los criminales con el fin de proteger a los otros.

Mi decisión de ser policía la tomé desde hace mucho tiempo, desde que era un niño, en el colegio siempre soñaba con proteger a todos. Ingresé a la escuela de formación de la policía, después de unos largos ocho meses finalmente fui a las direcciones investigativas, en mi caso la DIJIN y no niego que los nervios me consumían cuando me hicieron los exámenes de aptitud, no ser aprobado acabaría con mis sueños. Pero afortunadamente fui admitido a formar parte de la policía judicial.

28 de junio 2016

En la cuidad de Bogotá calle 13. Un caso de hurto de celulares en un local. Ya se había hecho una investigación previa sobre este caso, cuando se generó la orden, tres agentes nos fuimos encubierto, disfrazados de estudiantes, dos con gafas que traían incorporadas unas cámaras diminutas y con ese video pudimos obtener la prueba irrefutable de que, sí vendían estos celulares hurtados, la captura se dio y el sellamiento del establecimiento dio paso a final a esta banda.