000 QH3BL

El bus del movimiento ultracatolico español “Hazte oír”, provoco enfrentamientos con activistas por los derechos LBGTI, quienes respondieron con un “bus de la diversidad”

 

El bus desde su llegada tuvo el rechazo del gobierno de Michelle Bachelet "El futuro de los niños es siempre hoy, mañana será tarde", fue la frase del premio Nobel chilena Gabriela Mistral que vistió el azul 'bus de la diversidad', el primero en irrumpir en el convulsionado centro capitalino, pero minutos después el bus del movimiento ultracatolico salió portando la frase #ConMisHijosNoSeMetan

"Nicolás tiene derecho a un papá y una mamá. –Estado + Familia", fueron las frases que completaron la puesta en escena de la organización conservadora. Esta frase es respuesta al libro producido por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) chileno con el fin de sensibilizar a los hijos de padres del mismo sexo "Nicolás tiene derecho a dos papás".

La Fundación Iguales como Movilh criticaron que un bus que ataca a derechos de la comunidad LGBTI pueda pasear su mensaje, pero reconocen que no hay una ley para prohibirlo “mientras no haya un llamado directo a la violencia "muerte a" o "golpeemos a" se enmarca dentro de la libertad de expresión, por lo tanto, tenemos que aceptar", dijo a la AFP Luis Larraín, expresidente de Iguales.

 
 

Al final el activista hizo un llamado para que a la hora de manifestarse sea con mejores argumentos para que la opinión publica vea el odio e ignorancia que hay detrás de iniciativas como estas "Vamos a seguir el bus de la odiosidad por donde concurra, si va fuera de Santiago vamos a ir fuera de Santiago, no le vamos a dejar que transmita su odio de manera impune", dijo Rolando Jiménez, líder del Movilh.

Hazte Oír, quien llevo esta iniciativa a las calles de varios países, entre esos México y Colombia, se defendió de las acusaciones y advirtió que defenderá el derecho de los padres a educar a sus hijos sin seguir una supuesta “ideología de género”  "Estamos pidiendo el derecho preferente de los padres que el gobierno de Chile respete, puesto que nosotros los padres no hemos renunciado al derecho preferente de educar a nuestros hijos de acuerdo a nuestros valores y principios", dijo Francisco Fritis, uno de los voceros de la iniciativa.

Sacado de: El Mundo