Nuevos ataques contra Israel, ahora por parte de Hezbollah
Foto: Reuters

Nuevos ataques contra Israel, ahora por parte de Hezbollah

El grupo terrorista libanés Hezbollah afirmó el domingo que había disparado decenas de cohetes contra el norte de Israel después de que los ataques israelíes de la víspera causaran cinco muertos en el sur de Líbano, entre ellos tres miembros del grupo.

Hezbollah e Israel intercambian disparos casi a diario a través de la frontera desde que estalló la guerra entre Israel y el grupo terrorista palestino Hamas el 7 de octubre.

El Ejército israelí confirmó haber identificado 37 lanzamientos de cohetes desde el Líbano en dos oportunidades hacia su territorio, varios de ellos interceptados, que hicieron sonar las sirenas antiaéreas en varias localidades del norte de Israel. 

Israel abatió a más de 300 terroristas de Hezbollah desde el inicio de las hostilidades por la guerra en Gaza en el primer intento se lanzaron 30 cohetes, de los que el sistema de defensa Cúpula de Hierro interceptó uno porque el resto cayeron en zonas despobladas; mientras que en la segunda ronda de 7 interceptó seis, según un portavoz militar.

El Ejército también informó de que, durante la noche, aviones de combate atacaron infraestructura de la milicia chiita, respaldada por Irán, en el área de Ayta ash Shab, un puesto de lanzamiento de misiles antitanque en Maroun El Ras y una estructura militar en la que se identificaron a varios miembros del grupo en Khirbet Selm, en el sur de Líbano.

Siguen los enfrentamientos entre Israel y Hezbollah al cumplirse cinco meses del inicio de las hostilidades El grupo terrorista confirmó esta mañana la muerte de tres de sus combatientes, incluido uno de su unidad de élite Radwan, y medios árabes confirman que fue en el ataque en Khrirbet Selm, donde habrían fallecido también la madre de uno de los milicianos y el hermano de otro. Por su parte, Hezbollah, aliado de Hamas, declaró haber lanzado por la mañana “docenas de cohetes del tipo Katyusha” contra la localidad israelí de Meron, a ocho kilómetros de la frontera. Meron alberga una importante base de control aéreo que el grupo ha atacado en varias ocasiones desde principios de año.

 El líder del grupo terrorista Hezbollah Sayyed Hassan Nasrallah (REUTERS/Aziz Taher) declaró que había actuado “en respuesta a los ataques israelíes contra aldeas del sur y viviendas de civiles”, en particular el ataque contra la vivienda de un combatiente en Kherbet Selm el día anterior. Una mujer y otra persona murieron también en el mismo ataque, según la Agencia Nacional de Noticias oficial libanesa. Al menos 312 personas han muerto en Líbano desde el comienzo de la violencia transfronteriza el 8 de octubre, la mayoría combatientes de Hezbollah, pero también 53 civiles, según un recuento de AFP.

En el lado israelí han muerto 10 soldados y siete civiles, según las últimas cifras oficiales. Decenas de miles de personas se han visto desplazadas por los combates a ambos lados de la frontera. Los enfrentamientos, los peores desde la guerra librada por ambos en 2006, han ido ganando intensidad con el paso de los meses y se han recrudecido con especial fuerza en las últimas semanas, cuando varios ataques han alcanzado posiciones de Hezbollah más al norte, lo que hace temer un conflicto en toda regla.

El grupo ha afirmado en repetidas ocasiones que sólo pondrá fin a sus ataques contra Israel con un alto el fuego en Gaza. Pero el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, declaró recientemente que cualquier tregua en Gaza no cambiaría el objetivo de Israel de expulsar a Hezbollah del sur del Líbano, por la fuerza o por la diplomacia. Esta semana, el mediador estadounidense Amos Hochstein visitó Líbano e Israel para encontrar una solución diplomática a la crisis, de momento sin avances.

Fuente: AFP EFE