La espiritualidad, la materia y el camino iniciático

La progresión iniciática y la edad trae una forma de sabiduría que inevitablemente da respuestas a preguntas inconscientes que nos hacemos desde nuestra adolescencia.

- Que hace la iniciación para construir la propia espiritualidad? 

 - Cual es el camino espiritual en la vida de una sociedad ?

 Estas preguntas me las hice cuando era joven, luego evolucionado desde entonces,  y  ahora en la cuarentena, me enfrenté con la noción de espiritualidad, un tema que pensé, tenía una idea clara , que había abandonado el redil religioso desde mi vida adulta.

En mi repertorio semántico de la época, de adolescencia  y juventud,  la espiritualidad era sinónimo de religión.

 Al descubrir que el concepto podría evocarse fuera de cualquier dogma o doctrina religiosa, Abrahámicas, Bramhánicas o mistéricas...   al mismo tiempo le di un nuevo sentido a mi enfoque iniciático. La experiencia que comparto con ustedes, mis queridos lectores anónimos, es personal y de ninguna manera los compromete a seguir  el mismo camino.  Por lo tanto, no pretendo darles la receta para esta progresión. 

 Además es muy dificil hacerlo transmisible,  es siempre y para cada uno de nosotros una progresión personal, así que solo puedo darles el que he vivido hasta ahora, es decir, la experiencia propia. La búsqueda de espiritualidad en las etapas de mi progresión hacia el oriente, identifico en la reflexión los cambios realizados y la evolución de mi conciencia.

 Sin embargo, sepan que esta búsqueda no es una obligación para nadie, si no se requiere su necesidad, para todos nosotros repartidos por el mundo, existen grupos espirituales o religiosos  que no practican esta investigación y que funcionan perfectamente pero en otra área, otra forma de espiritualidad.  

 Al pertenecer a una obediencia "espiritualista" se reconoce la existencia de un "Principio creativo" para la mejora continua de la condición humana, tanto espiritualmente como en términos del ser material caminando por el bien.

 Entiendo que este "plan espiritual" es la búsqueda de lo sagrado, una iniciación continua y progresiva, que germinará una pequeña semilla en tu conciencia, si le das los fundamentos necesarios, es decir, trabajo y reflexión. No quiero citar la diferencia de los rituales que en los libros sagrados,  también tienen versiones, pero la idea es universal, buscar la mejor versión espiritual moral intelectual y material de si mismo ... Este paso para revelar mi conciencia profunda es demasiado íntimo para tener que extraer las referencias de un texto, por muy inicial que sea, sin perder sinceridad y verdad.  

Lo más importante no es hacer una exégesis del libro sagrado, sino decir a dónde me llevó. Dentro de nuestra tradición, donde su enfoque apunta la construcción individual, la religiosidad no es el único factor de despertar.

 Quizás el elemento más significativo es la influencia del colectivo.  Sin mis experiencias, nada de lo que ha pasado. No hubiera sido posible  La progresión iniciática se construye en primer lugar mediante el intercambio.  La iniciación es como un "aprendiendo juntos", se necesita ejemplos y confrontación. La iniciación es todo menos solitaria, compartiendo en la aceptación de las ideas y amor a su alter ego, entendiendo la aceptación antónina de  la resignación. 

Cuando digo la palabra "amor", lo hago sin restricciones ni motivos ocultos, lo cual no era obvio al principio de mi viaje  durante la iniciación, la piel del anciano no se arruga instantáneamente.  El neófito entra en un mundo nuevo y desconocido donde persisten hábitos profanos y particularmente (en mi caso) la desconfianza, se necesita tiempo para liberarse dejándose conquistar por la confianza y el entendimiento. 

El mundo secular donde hay una competencia perpetua y aveces feroz por el éxito no nos prepara para el abandono de nuestro defensas profanas,  pero gradualmente caen las barreras, a medida que se abren los brazos de la mente y el corazón regularmente renovado, la fraternidad ambiental y el sentimiento del egregor permiten una creciente empatía hacia nuestro entorno de vida, dónde  no hay lucha fratricida, ni celos, ni envidia.

 Abel que hizo para que su hermano Caín lo matara ? 

A nadie lo matan premeditadamente sin razón... 

 Es solo la escucha venevolente y atenta de diferentes puntos de vista, a veces opuestos, que nos enriquecen porque aprendemos a aceptarlos. Este camino hacia el amor del otro me condujo a una confianza total que me permite hoy entregar el núcleo de mi pensamiento, sin límite y sin temor a ser juzgado.  La historia íntima que les leo testifica mi búsqueda entre mi arraigo crístico y  nuestro mundo de múltiples religiones  complementarias, aun cuando algunos seres humanos no han entendido, lastiman con su ambición y con su mezquindad, otros seguimos persistiendo en lastimar la ignorancia y dejar  los metales en la puerta del templo interior del alma ... Aun así  este mundo, me encantan como es y lo disfruto.

 El comienzo de mi vida fue un camino muy marcado, por la vida católica y el rosario de mi abuela, con chocolate al atardecer, así que me creía listo para usar el concepto  "espiritual"

 ¿Podemos negar completamente lo que estructuró nuestro intelecto cuando éramos jóvenes ?

¿Podemos pasar por el impulso de "pérdidas y ganancias" espiritual que floreció en la iniciasión?

La iniciación, como hora cero del entender espiritual, librado entonces de una espiritualidad religiosa, ¿podemos por lo tanto rechazar toda espiritualidad?

En otras palabras,  ¿podemos vivir sin tratar de elevar el alma sobre la realidad, sobre el material del que estamos hechos? 

¿Podemos, sin perder nuestra humanidad, ignorar toda la vida del espíritu?

 En lo que a mí respecta, obviamente no. De hecho, a pesar de este arraigo católico tan temprano, son todas las reflexiones de mi juventud las que determinaron la dirección que ha tomado mi vida, además  formaron mi mente desde el principio y sin que me diera cuenta en ese momento, iniciaron una reflexión que ha continuado hasta hoy y no se detendrá hasta que muera.

 Los libros sagrados no importa el lugar del planeta, no se equivocan ... Se equivocan los hombres Y sus representantes religiosos. 

Después de un tiempo de misticismo, seguido de un período sin preocupaciones donde tenía pocas o ninguna pregunta y luego siendo durante mucho tiempo un racionalista casi convencido, a veces incluso burlándome de las certezas creyentes, como los cardenales y mi diatriba con ellos ... mientras sentía una falta dentro de mí, un ser incompleto. 

Mucho después de mi primera  inquietud espiritual , poco a poco comencé a comprender que podría haber otro camino, y si no comprender, al menos la apertura y la escucha.  Así me puse en camino iniciático con la fuerte desventaja de un católico  místico religioso escapado aveces al racionalismo cartesiano.  

 Mi espíritu se ha hecho fuerte y he entendido que la razón por sí sola no es el camino de la espiritualidad.  Como funciona en el ego, es también  lo hace la razón. El ego  mal controlado, te hace insensible a la intuición. Sin embargo, si uno puede perder la fe, no lo olvida.  La forma iniciática a menudo despierta en mí eco de melodías conocidas, reminiscencias de infinitas emociones, como el día que acompañé a mi abuela a su gran iniciación, muchas cirugías en el corazón se la llevaron al viaje inevitable. 

Aveces cercano a precipicios montado en el lomo de una mula, en armonía con las montañas y los pájaros, escucho el atractivo murmullo de la canción de las valquirias y cuyo vacío me aleja la diáfana tranquilidad de las certezas, me invitan a volver a dormir en la hamaca que quería abandonar para siempre. Esta dualidad entre lo conocido tranquilizador y la incómoda duda de lo desconocido, aveces sacude mis resoluciones de descubrimiento espiritual. 

 Sé que el camino iniciático es un camino de liberación, de realización del ser mediante la creación del yo por uno mismo, este camino requiere un compromiso total y el sacrificio constantemente renovado de sus certezas.

 Perseverancia en el camino de la vida, camino que no conozco a priori el resultado, pero hice el compromiso solemnemente conmigo mismo de no ver mi cabeza caer rodando sin oriente por faltar a mí palabra. Solía estancarme en ideas rígidas , veo cosas acelerándose, intuiciones nacen cada vez más a menudo, las ideas se vuelven más claras y precisas, siendo el  pensamiento un soliloquio silencioso del alma, un ejercicio constante del pensamiento nos muestra que nuestra comprensión es progresiva como destellos de luz aveces rápidos y errores frecuentes dando la vuelta a una pregunta sin agarrar la esencia. 

Con demasiada frecuencia nos olvidamos de profundizar y nuestros pensamientos permanecen superficiales, es solo gradualmente que percibimos que todo tiene un significado oculto que requiere interpretación y está en el momento de interpretación que el significado se vuelve claro.  La idea se revela, brota del inconsciente como un amanecer surgiendo como un ascenso, es la intuición que surge de la uniformidad.

De intuición a intuición y relacionando estas ideas-revelaciones, gradualmente reunimos lo que esta disperso por todo nuestro subconsciente, nuestras ideas convergen en nuestra "Revelación personal" que ahora es virtual pero sincera , para llegar a nuestro centro.  Esto es lo más difícil, el que te lleva, en el centro de nuestro ser nuestro ser.

 Y si este camino no conduce en este mundo a la Verdad última, al menos nos coloca en una posición para recibirlo, entiendo que ahí radica la esencia de su propia espiritualidad.  La profunda paz del corazón y el alma, ir dentro de ella,  viajar en ella es necesario cuando tenemos quietud física y espiritual dándole  sentido al conocimiento. El esfuerzo de la reflexión de ese viaje interior, enriquece nuestra conciencia con nuevos conocimientos, pequeños conocimientos que se unen para conducir gradualmente al discernimiento.

  Pero todo este conocimiento representa para cada uno de nosotros, solo un aspecto de la verdad última. Todo el conocimiento del mundo no conduce al conocimiento espiritual.  

¿ "saber es aprender, saber es comprender "? 

 El conocimiento ordinario no es suficiente para nosotros, solo responde al " cómo " de las cosas, nunca el "por qué" más brillante, buscando significados, nos enseñan a reconciliar los opuestos, a resolver oposiciones, buscar constantemente armonía, equilibrio y resonancia

Cada reflexión que conduce a un cuestionamiento de lo que pensé que era una certeza se convierte para mí en una nueva enseñanza, una nueva comprensión, una mirada aún diferente y cada vez más refinada, buscando la aristocracia del espíritu. 

Sabiendo que en el origen de todo conocimiento hay curiosidad, todo conocimiento nuevo es una respuesta a una pregunta, a nuestra necesidad de comprender y querer ir más allá de la realidad visible, la verdad aparente.

 Todos estamos dotados de una sensación de alerta y atención.  El camino iniciático nos da los medios para desarrollarlo, depende de nosotros saber cómo usarlo si lo queremos, por supuesto, pero solo si lo deseamos, pues en el campo especulativo "comprender" depende del nivel de despertar de la conciencia, alimentando la reflexión, el aprehender radica en la capacidad de saber cómo deshacerse de los prejuicios innecesarios que ordena "sabia y objetivamente" la verdad. 

Siento aveces  que soy un seguidor de una nueva religión, una religión de libertad, sin dogma ni revelación, pero dotada de la esperanza formidable de comprender el misterio del universo desde su ADN y el destino humano, pero sobre todo el de comprender la naturaleza de lo divino que surgió del cenit de mi conciencia.

 "El hombre libre es aquel que, después de haber muerto a los prejuicios de lo vulgar, ha renacido en el  nueva vida conferida por la reflexión espiritual, en un estado consciente y conectado con nuestro ser." La humildad paciente será la consigna de mi enfoque y la razón mi brújula hasta el final del camino.